Fechas especiales, Maternidad, Reflexiones

Mi lactancia.

Ayer comenzó la Semana Mundial de la Lactancia Materna y aunque varias veces les comenté como fue mi experiencia hoy se la quiero detallar con el único objetivo de hacer tribu, de que nos sigamos conociendo y compartiendo todas nuestras vivencias.

Estando embarazada sabía que dar la teta era uno de mis objetivos, si bien no me asesoré demasiado porque lo pensaba como algo natural si tuve un poco miedo. La razón: En el 2010 me hice la reducción del busto (tenía mucho, me dolía constantemente la espalda y no me sentía conforme con mi cuerpo) pero claro  en esa época no estaba en mis pensamiento ser madre y cuando la cirujana me dijo que tenía que saber que me podría traer alguna complicación no le dí importancia. En la dulce espera de Romanito le consulte a la misma medica, a la puericultora, a los que daban el curso de preparto y todos me respondía que TODAS LAS MUJERES PODEMOS DAR LA TETA  pero  que no podía saber hasta que nazca mi bebe como iba a ser el tema.
Las bubis me crecieron, me puse las cremas que te recomiendan, me hice masajes, etc y así lo esperé.

El 21 de diciembre cuando lo vi por primera vez a mi gordo galleta no podía más de alegría, lo besaba y lloraba pero como ya conté en en el post sobre el nacimiento de Romanito además de muchas otras negligencias tampoco se respetó la hora sagrada por lo que en la sala de parto no le dí la teta (una de las mil cosas que voy a cambiar cuando tenga otro). Pero sabia como siempre la naturaleza y gordo desde el minuto 0  Romi se prendió sin ningún problema. Vino la puericultora del Mater Dei y me explicó como colocarlo, la posición. etc.

Tengo que admitir que aunque ya pasado el tiempo hay cosas que me voy olvidando no tuve grandes problemáticas durante toda la lactancia.
Nos dieron el alta un 24 de diciembre y a mi ya me había bajado la leche pero sin indicios de sufrimiento (muchas veces te agarra fiebre por ejemplo).
Los meses pasaron y Román era un ternerito literal y yo una vaca lechera FELIZ!.
Conté ayer dos anécdotas con la pediatra en mi instagram pero tuve miles. DI LA TETA DONDE QUISE Y CUANDO ROMÁN QUERÍA SIN QUE ME IMPORTE NADA NI NADIE. Chicas di en todos lados literal y ASÍ TIENE QUE SER! En la cancha, en la plaza, en el shooping, en los transportes, en el trabajo, en la facultad, en reuniones, en cumpleaños, adelante de todos!.

Durante 5 meses, 3 semanas y 2 días Romanito se alimento solo y exclusivamente a teta . El día que cumplió los 6 meses yo volví a trabajar por lo cual desde los 4 meses y medio aprox me empece a extraer con el sacaleches (trabajo arduo si los hay, solo la que lo hizo sabe) y así fue hasta los 10 meses aprox me sacaba en el trabajo y en la facultad (sí chicas y después nos juzgan).  El bebu ya comía y tomaba mi leche pero poco a poco lo remplazó con la maternizada solo cuando yo no estaba ( y nunca tomo mucha mamadera). El destete lo voy a contar en otro post para que no se haga tan largo aunque igualmente lo pueden leer en mis redes (cuando a penas empezamos con @mamadecco) pero ya sabrán que #YoDiLaTeta durante 18 meses.

18 meses trabajando y estudiando, 18 meses (en verdad 16) en los que me levante todas las noches para darle la teta, 18 meses en los que tuve los pezones hiper agrietados, en los que tuve mastitis, en los que me dolia la espalda, en los que estuve contracturada, cansada, de mal humor, etc pero no los cambio por nada.

Y también trae que te juzguen. Dicen que las que damos la teta criticamos a las que no lo hacen pero juro que también nosotras recibimos miles de comentarios negativos. Que porque le damos en publico, que ya es grande, que tiene dientes, que no lo necesita, que solo agua, que lo usa de chupete, que no duerme de corrido por eso, que se queda con hambre, que lo crías dependiente, que te toma el tiempo, etc, etc, etc.

Chicas! me las dijeron TODAS! pero yo hice oídos sordos.

Lo más importante es rodearnos de gente que nos acompañe, que nos guié, llenarnos de información pero de los que saben, no dejar que nadie nos diga que no podemos, los únicos que deciden somos nosotras las mamás y nuestros bebes.

 

Me cuentan sus experiencias? Me encanta escucharlas y aprender….

 

 

besos!!

 

 

Neki!

3 Comentario

  1. 16 minutos son una bocha

    30 octubre, 2017 at 4:43 pm

    Hola! Queremos invitarlos a conocer “16 minutos son una bocha”, una campaña de bien público que busca concientizar sobre el efecto que tiene el uso de celulares y tablets en bebés y niños. Si quieren saber más pueden pasar por https://www.facebook.com/16minutossonunabocha/ Los esperamos! #MenosCeluMásSueño

  2. Vanina Gallardo

    21 enero, 2018 at 4:36 am

    Hola! La verdad que siempre te leo. Pero es la primera vez q comento. Me senti muy identificada. Tengo dos nenes, Agus de 5 y Julieta de 3.
    Soy una mama q siempre siguio su corazon mas q los concejos. Siempre estuve segura de la lactancia a demanda, del colecho. De disfrutar mi bebe y no de sufrirlo.
    Todo perfecto hasta q cuando Agus cumplio 1 añito..descubrimos q Julieta sorpresivamente estaba con nosotros. Entonces, como no estaba en los planes, tuve q “sacarle” la teta a Agus. Sufrimos, literalmente, sufrimos los dos. Aunque tardamos unos meses, era lo mejor.
    Entonces cuando llego Julieta, vino mi revancha. Puedo decir orgullosamente q la niña dejo ella la teta, un mes antes de cumplir 3 años. Si, 3 años.
    Imaginate q las criticas eran gigantes. Pero siempre le hicimos frente. Las dos. Hasta llegue a pelear con familiares q esbozaban un “todavia toma la teta esa nena?”. Siii. Va a tomar todo lo q quiera. Xq no le hacemos mal a nadie. La pediatra feliz, una genia.
    De los lugares donde darle ni hablar. Si le molesta, el problema es del otro.
    Defendamos la lactancia! Saludos

Dejanos tu comentario