Maternidad, Reflexiones

Semana mundial del parto respetado. Mi experiencia

Hola chicas! Como están? …
Ayer empezó la Semana Mundial del Parto Respetado  que se celebra del 14 al 20 de mayo y este año tiene el lema ¿40 semanas?  Respetemos los tiempos del nacimiento . Que significa un parto respetado y porque existe hasta una ley (Ley de parto humanizado. 25.929) ? Esto quiere decir que los padres podamos vivir el trabajo de parto, el parto y post parto con conocimiento, decisión y respeto; que se nos debe consultar cada proceso que se nos hace a nosotras y también al bebe, que podamos estar acompañadas y contenidas durante todo el proceso por quien queramos, que se nos informe sobre los beneficios de la lactancia y los cuidados del recién nacido, que se evite procedimientos invasivos innecesarios, que podamos estar todo el tiempo con nuestro bebe (salvo que necesite ir a neonatología), que se le diga claramente cada procedimiento que se le realice al niño,etc.

Es por todo esto que es tan importante informarse, encontrar un equipo medico que nos contenga nos saque todas las dudas y “tiremos para el mismo lado”  no importa si es cesárea o parto natural pero que lo decidamos nosotras y sepamos que aunque puede fallar como diría Tusam todos hicimos lo posible para que salgo como lo planeamos.

Mi Experiencia

Minutos antes del nacimiento

Tuve un embarazo hermoso, muy pleno donde me sentí radiante; me sentía tan bien que mi licencia comenzó 30 días antes de la fecha de probable de parto (la otra opción era 45 días),  rendí el último final a mediados de diciembre, tuve 2 casamientos pocos días antes sumado todas las fiestas que se suele tener en esas fechas pero yo jamas una complicación ni siquiera tuve nauseas en los primeros meses y apenas un poco de acídes después.  El único inconveniente fue que en la semana 30 (creo) justo después del baby shower me sentí muy mal tuve muchas contracciones, descompostura y vomitos fuimos a la guardia, me controlaron (monitoreo, tacto,etc) y resulto una gastroenteritis que al estar avanzado el embarazo me trajo contracciones. Me dieron sertal y reposo 2 días nada más…. y así continué perfecta.

37 semanas + 3 días.

El 20 de diciembre fue un día super normal almorcé con Anu y Mica (y azu que tenía 6 meses) y mi perrita Mecha, después estuve en la pileta, cene en una pizería con mis papas, mis tíos y mis pollitos(sobrinos)  y me fui a dormir. A la mañana del 21 me levanto(Cris  seguía durmiendo), desayuno mi chocolatada con galletitas de siempre y al rato me empiezo a sentir mal. Otra vez contracciones , vomitos, descompostura, me aguanto y me aguanto y Cris que me decía “llamemos al obstetra”, hasta que le hago caso me atiende: – ” tomate un sertal  acostate y en un rato volveme a llamar” lo hice, bajaron las contracciones pero la panza estaba muy dura.  Viene mi suegro y nos vamos a la clínica mientras yo le decia a Cris ” voy a vomitar, vamos a tener que parar, etc”.
Llegamos al Mater; me empiezan a controlar y  a preguntar todo el tiempo por mi obstetra, por la partera (que la llame en ese momento y ese fue MI ÚNICO ERROR). Jamás me voy a olvidar la cara asustadisima de Cris cuando llega mi mamá y yo le pregunto ¿Que pasa?. Me continúan preguntando por mi medico y monitoreando, controlando las contracciones, etc. Yo a esa altura ya me sentía un poco mejor y podía tomar nota de los segundos. Paso un rato más hasta que el medico me dice la peor frase que escuche: “Tu obstetra no aparece por ningún lado, cuando llegaste los latidos bajaron un poquito, tenes contracciones pero no dilatas así que decidimos que TE VAMOS A MANDAR A CESÁREA  ….y en ese momento se me vino el mundo a bajo.

Yo lloraba lloraba y no paraba de llorar pidiendo que me esperen que era mi culpa que yo quería parto natural, que por favor que no quería , le pedía a Cris que me perdone por haber comido las galletitas y así mil cosas que se me pasaban por la cabeza. Mi mamá que sufría tanto como yo y Cris que no sabía más que hacer para que yo no llore.
Me empezaron a preparar, llego la partera y entre ella y mi cuñada que me llamo por teléfono me tranquilizaron me dijeron que ya estaba y que lo único que importaba era que estaba a punto de conocer al amor de mi vida. El obstetra antes de ingresar a la sala de parto me dijo “basta de llorar que se lo vas a trasmitir al bebe” así de duro como lo escucha..
Otro punto en contra  es que como se había adelantado mi tío que era el neonatologo que yo había elegido estaba de vacaciones y quien me habían recomendado tampoco se encontraba en el sanatorio por lo que la angustia que tenía mi mamá al verme tan sola era desesperante.
Pero con todo en contra me logre  poner bien y llegamos a la sala. Todo mejoró… el ayudante del medico un divino me hablaba de all boys (cuando le conte que se iba a llamar Román) para distraerme, la partera Carolina un amor  que me contenía ” lo importante que esta por llegar tu bebe” y Cris mi gran compañero que me decía cosas hermosas al oído sobre todo lo que habíamos soñado por esos 9 meses.
Obvio… llegó y a mi no me importo más nada; estaba perfecto, hermoso, sanito tal cual como lo imaginaba. Lo esperé, lo soñe cada minuto durante 37 semanas y lo tenía en mis brazos.

El alta

El resto lo contaré en otra oportunidad pero les adelanto que: Tuve una recuperación genial (me metí a la pileta a los 10 días), baje de peso al toque y sin hacer ejercicios, la lactancia fueron 18 meses maravillosos con un principio y un destete soñado, Romanito nació con 3,310 kg y 49 cm, jamás se lo llevaron a neo más que unos minutos para sus controles (hasta creo que el de oído se lo hicieron en la habitación).

Estando con tanta frustración me puse a investigar y  me termiran diciendo que mis pensamientos eran ciertos .. me mandaron a cesarea porque era una guardia y el medico no queria esperar a la naturaleza, yo escuche mientras medaban los puntos como la enfermera se quejaba de que al lado habia una mujer pujando hacia horas y estaba en camino otra, domingo 21 de diciembre , mi obstetra no vino porque el no cobraba (si me devia que lo hacia le hubiera pagado) y para ellos es un tramite y para vos  el momento mas importante de tu vida.
Con repecto al nefasto obstetra claro está que no me quede con los brazos cruzados. Primero que al otro día apareció pidiéndome disculpas (su excusa fue estaba en un asado en el Tigre y no tenia señal) Al tiempo mi santa madre me dijo ” Esto no va a quedar en la nada” y le mandamos un carta a la obra social contando en detalle  todo, me llamo el presidente de la OS pidiendo perdo,etc y claro esta que lo escrache por cuanto lugar pude. Y como no deseo que a nadie le pase una cosa así lo voy a nombrar acá también.. DR Colombo.

El próximo…

Aprendí mucho de todo lo que viví y desde ese mismo día que me preparo. Porque soy luchadora del PVDC (parto vaginal después de una cesárea) y no voy a parar hasta estar 100% segura de  conseguir un equipo medico que me diga lo vamos a lograr. No importa si después no se puede yo voy a hacer todo lo que este en mis manos para lograrlo, estudiando, leyendo, preparándome y empoderandome con cursos talleres. Marido me carga porque me dice ni pensamos en un segundo bebe y ya tenes hasta posibles clínicas, doula, cursos de preparto, grupos de crianza , etc pero es así porque de todo se aprende.

Perdón, se  me hizo muy largo…. espero que no las aburra. Me cuentan sus experiencia quiero escucharlas, leerlas y saber más.

 

 

Besos!!

 

2 Comentario

  1. Jimena

    16 mayo, 2017 at 3:11 am

    Hola! Yo tuve cesárea la primera y la segunda por parto natural. Así que se puede! También en el mismo sanatorio y con un obstetra que da prioridad al parto natural. El Dr Ortega y trabaja con una partera que fomenta eso tb.

    1. mamadecco

      16 mayo, 2017 at 2:23 pm

      Si, claro que se puede y voy a hacer todo para lograrlo. Voy a tener en cuenta el Dr que recomendaste:)

Dejanos tu comentario